Fallece Jonah Lomu, hoy es un dia negro

El mundo del deporte se ha teñido de negro, negro All Black. Y es que una de las grandes leyendas del rugby, el neozelandés Jonah Lomu, ha fallecido a los 40 años víctima de una enfermedad renal. Lomu luchó como un titán contra un extraño síndrome nefrítico que le fue diagnosticado en el año 2000, con sesiones de diálisis que le permitieron prolongar un tiempo el sueño que tuvo desde niño y que cumplió.

El gigante de 1’96m y 120kg corría los 100m en 10.7 segundos, dejaba atrás a los rivales o pasaba por encima de ellos como si de un tren de mercancías se tratase. Jamás se vio ni se ha visto nada igual. Pero tras someterse a un trasplante de riñón en 2004 y reaparecer brevemente, colgó finalmente las botas en 2007. Ocho años después ha perdido definitivamente la batalla contra su talón de aquiles.

Jonah Lomu, al igual que Johan Cruyff  -por cierto otro mito afectado de grave enfermedad- no ganó nunca un Mundial. Pero aun así, al igual que el holandés, marcó un antes y un después en la historia del deporte. Coincidiendo con la profesionalización del rugby (hasta mediados de los años 90 era un deporte amateur, jugado por personas con otros oficios que el de deportista) Lomu asombró al mundo entero con actuaciones tan memorables como las que protagonizó en los mundiales de 1995 y 1999. Probablemente miles de adultos se aficionaron entonces al rugby, al igual que tantísimos niños quisieron ser Jonah Lomu.

Mítico fue el partido de semifinal contra Inglaterra en 1995, donde anotó cuatro ensayos y en una jugada arrasó a tres defensores, pasando literalmente por encima del último, el zaguero inglés Mike Catt. “Me estaba agachando cuando me topé con él. Fue como si me pasara un elefante por encima. Me golpeó, me dejó patas arriba y ensayó”. Más tarde Nueva Zelanda perdió la final en Sudáfrica contra el equipo local, final histórica por lo que representó para el país y para el fin del Apartheid (la famosa final de Mandela). “En aquella final no había 80.000 personas, sino 44 millones”, dijo Lomu. “Sé que significó mucho para el pueblo sudafricano”. 

Este inolvidable ala nacido en los suburbios de Auckland, Nueva Zelanda, y habitual visitante de comisarias en su adolescencia, no tuvo una infancia fácil. Hijo de padre alcohólico, descubrió en el rugby los valores que le hicieron ser una persona humilde y solidaria.

lomu_01

 Lomu en Barcelona

Lomu_02

Hace pocos años visitó Barcelona “Me encanta el Barça y admiro a Leo Messi” e hizo un clínico para niños que se inician en el deporte. Varios compañeros de mi equipo, el Químic Equip Rugby, tuvieron la suerte de comprobar de primera mano que era una bellísima persona, humilde, paciente y sonriente. Su recuerdo permanecerá para siempre en los corazones de los amantes del deporte.

 

Be the first to comment on "Fallece Jonah Lomu, hoy es un dia negro"

Deja un comentario