La Dark Polar Race vive su edición con más nivel y participantes

En su tercera edición, la Dark Polar Race ha vuelto a regalar a sus participantes un atardecer mágico sobre la nieve de La Molina. Raül Rota y Anna Carné fueron los vencedores en categoría masculina y femenina tras 10,5 kilómetros y 560m de desnivel a lo largo de la estación de esquí. Marc Traserra y Diego Arroyo acompañaron a Rota en el podio masculino, mientras que Silvia Zúñiga y Laia Aguilar completaron el femenino. Todo en un año en el que la prueba ha superado su récord de inscritos con casi 200 corredores. Además, la Dark Polar Race, organizada por Pangea Attitude, era la segunda y última cita de la 1ª Copa Catalana de Snowrunning que ha coronado a Diego Arroyo y a Anna Carné como sus primeros ganadores.

Tras el briefing y la entrega de dorsales en el village de la Pista Llarga, los primeros protagonistas del día serían los más pequeños. A las 17:30 se pondría en marcha la Snowrunning Kids Race que daría un aire muy familiar a esta tercera edición de la Dark Polar Race. A las 18h llegaría el turno de los mayores. Con sol, un clima agradable y buenas condiciones meteorológicas, los participantes arrancarían una aventura que les llevaría, entre zonas de pista y otras más vírgenes, hasta Alabaus antes de regresar hasta la línea de meta.

Entre los corredores con dorsal, habría viejos conocidos de la prueba: un Diego Arroyo segundo en 2015 o una Sílvia Zúñiga que también se quedó con la plata en la primera y la segunda edición. Eric Moya, Raül Rota, Marc Traserra, Josep Viñas, Gerard Morales, Anna Carné, Laia Aguilar o Laura Prat también figurarían en una línea de salida con mucho nivel. Serían finalmente Rota y Carné los que cruzarían en primer lugar la línea de meta de La Molina. Traserra llegaría sólo 29 segundos más tarde que Rota, y Arroyo lo haría poco más de un minuto después. En categoría femenina, Zúñiga sería de nuevo segunda a 1’50’’ de Carné y entrando sólo 4’’ antes de Aguilar. “Era una disciplina nueva para mí y tenía muchas ganas de probarla. Hemos disfrutado mucho en una cursa dura sobre nieve húmeda”, explicaba Rota.

Poco a poco irían llegando el resto de participantes hasta un village en el que el caldo, el chocolate caliente y las hogueras les ayudarían a recuperar fuerzas y entrar en calor hasta la entrega de premios. Además de a los ganadores de la tercera edición de la Dark Polar Race, también se premiaría a los vencedores de la 1ª Copa Catalana de Swnorunning. Tras la Polärtic disputada en la Vall de Núria, la Dark Polar Race era la segunda y última parada de una competición que ha coronado a Diego Arroyo –tercero en la cita de La Molina y vencedor en la Polärtic- y Anna Carné –ganadora de ambas pruebas-.

El snowrunning ha llenado una vez más de corredores las pistas de esquí de la estación de La Cerdanya: acercándoles una disciplina joven pero que cada vez tiene más adeptos y descubriéndoles La Molina desde un nuevo punto de vista. La Dark Polar Race cierra, además, su edición más multitudinaria, familiar y, a la vez, con más nivel tras acoger a pequeños y mayores en un atardecer corriendo sobre la nieve.

CLASIFICACIÓN

Clasificación masculina general
1. Raül Rota – 55’45”
2. Marc Traserra – 56’14”
3. Diego Arroyo – 56’47”

Clasificación femenina general
1. Anna Carné – 1h10’25”
2. Silvia Zúñiga – 1h12’15”
3. Laia Aguilar – 1h12’20”

Fotos: Dark Polar Race / Sergi Colomé

Be the first to comment on "La Dark Polar Race vive su edición con más nivel y participantes"

Deja un comentario