13 + 14 =

1 × 2 =

Aritz Egea ha establecido hoy un nuevo FKT (tiempo más rápido conocido) en la ruta Eriste-Posets-Eriste, en un ascenso-descenso exprés que ha completado en 3h00’48’’. Egea ha cubierto 23’07km y 2.312m de desnivel positivo para coronar la segunda cima más alta de los Pirineos en un reto que ha afrontado en autosuficiencia. “He disfrutado mucho, desde el principio hasta el final. Me gustaría que la gente se anime a descubrir el Posets, que creo que es un monte un poco olvidado. Que vengan y lo disfruten caminando, corriendo… Desde mi punto de vista es uno de los picos más bonitos de los Pirineos, es uno de los más prominentes y tiene unas vistas espectaculares”, explica Aritz.

El atleta de Urretxu (Guipuzcoa) ha arrancado a las 5:49 junto a la tienda Barrabés (1.138m), en Benasque, cubriendo unos primeros 3’7km hasta Eriste (1.118m). A partir de ahí ha puesto en marcha su Suunto para afrontar una subida continua hasta los 3.375m de la cumbre del Posets o Tuca de Llardana. Aritz Egea ha dejado atrás la Pleta del Forcau y el Refugio de Ángel Orús (2.100m) y ha ascendido al Posets por la Canal Fonda. El atleta de Salomon ha realizado el mismo recorrido de vuelta y, esta vez, la gran cantidad de nieve acumulada en altura le ha beneficiado, evitando la pedriza. “Al principio, al ser tan pronto, le ha costado un poco al cuerpo pero poco a poco he cogido buen ritmo. He notado la altura en el último tramo de la cresta. En la bajada me he sentido muy bien y he llegado a Eriste con mucha fuerza“.

Egea ha llegado a Eriste marcando un tiempo de ascenso y descenso al Posets de 3h00’48”. En Eriste, decenas de personas le han recibido y le han acompañado en los algo más de 3km hasta la tienda Barrabés Benasque. “Me lo he pasado pipa, he disfrutado muchísimo“, decía.

Hace dos años, el atleta de Salomon ya consiguió marcar un nuevo récord en el ascenso-descenso desde Torla hasta la cima del Monte Perdido (4h24’29’’), rebajando la anterior marca de Txus Romón en algo más de 20 minutos. De hecho, fue el propio Romón el que le inspiró para intentar establecer un tiempo en el Posets.