diez + 10 =

veinte − 12 =

Son innumerables los expertos que coinciden en señalar a Roger Federer como el mejor tenista de la Historia. Pero buena parte de esos analistas también coinciden en que el suizo tuvo y tiene una enorme sombra encarnada en la figura de Rafa Nadal, que le gana –de momento– en algunas de las parcelas estadísticas cuando uno se pone a comparar a los actuales número uno y dos del planeta tenístico. Con todos los números en la mano, ¿en qué es mejor Roger? ¿En qué es mejor Rafa? ¿En qué podría el mallorquín superar al de Basilea?

Grand Slams ganados: Nadal 16 – Federer 19
Masters 1000 ganados: Nadal 30 – Federer 27
Copas Masters ganadas: Nadal 0 – Federer 6
Otros torneos ATP ganados: Nadal 29 – Federer 48
Torneos ganados sobre tierra: Nadal 53 – Federer 11
Torneos ganados sobre hierba: Nadal 4 – Federer 17
Torneos ganados sobre pista dura: Nadal 18 – Federer 64
Torneos ganados sobre moqueta: Nadal 0 – Federer 2
Trofeos ganados en un mismo torneo: Nadal 10 (Monte Carlo, Barcelona y Roland Garros) – Federer 9 (Halle)

Copas Davis ganadas: Nadal 4 – Federer 1
Oros Olímpicos ganados: Nadal 2 (individual y dobles) – Federer 1 (dobles)

Semanas como número uno: Nadal 149 – Federer 302
Dinero obtenido (publicidad aparte): Nadal más de 90 millones de dólares – Federer más de 108 millones de dólares

Porcentaje de finales ganadas: Nadal 67% (75 de 111) – Federer 65% (94 de 143)
Porcentaje de partidos ganados en toda su trayectoria: Nadal 82,5% (867 de 1051) – Federer 81,8% (1120 de 1369)

Enfrentamientos directos: Nadal 23 victorias – Federer 15 victorias
Enfrentamientos directos en partidos a 5 sets: Nadal 11 victorias – Federer 4 victorias
Enfrentamientos directos en partidos a 3 sets: Nadal 12 victorias – Federer 11 victorias
Enfrentamientos directos en tierra: Nadal 13 victorias – Federer 2 victorias
Enfrentamientos directos en hierba: Nadal 1 victoria – Federer 2 victorias
Enfrentamientos directos en pista dura: Nadal 9 victorias – Federer 11 victorias

El suizo gana en el aspecto quizás más relevante, el de los Grand Slams conquistados. Pero Rafa Nadal podrá acercarse a esa y otras estadísticas (Roger Federer es más mayor y es cada vez más selectivo a la hora de tomar parte en los torneos). Quizás lo que sea ya definitivo es el dominio de Rafa en tierra y el de Roger en hierba. Las Copas Master de Federer contra las Copas Davis de Nadal. Y una más que cae del lado del helvético. Tiene cuatro hijos. Rafa siempre ha confesado que le gustaría tener niños. Veremos si le supera.

En cualquier caso son números que, comparados con el resto de jugadores (en activo y retirados) abruman. Cuando ambos dejen de jugar, números aparte, el vacío que crearán será enorme. Los recuerdos de sus batallas, particulares o contra los otros tenistas, permanecerán mucho tiempo en la retina de los mejores aficionados al tenis. Fueron y siguen siendo muy buenos. Y la rivalidad los hizo mejores… e inolvidables. Y, además, fue una rivalidad sana y ejemplarizante, para desgracia de unos cuantos que siempre han buscado piques y enfrentamientos inexistentes. Lo que sí existe, afortunadamente, es la oportunidad de seguir viéndolos sobre las pistas. A uno y otro lado. Regalando al espectador tanto talento, entrega y calidad que sus contiendas son puro pecado capital. Pura lujuria.

FOTO: GETTY IMAGES