18 − 10 =

7 + 16 =

El atleta ecuatoriano de origen suizo Karl Egloff ha superado en 57 minutos el récord de ascenso y descenso del Aconcagua, la montaña más alta de Sudamérica, que estableciera hace aproximadamente dos meses el atleta catalán Kilian Jornet. Jornet, como parte de su proyecto Summits of my life, situaba el cronómetro en 12 horas y 49 minutos. Egloff ha establecido un nuevo registro de 11 horas y 52 minutos.

El ecuatoriano, gran especialista en speed climbing, ya consiguió batir el récord de ascenso y descenso de la cumbre más alta de África, el Klimanjaro, que también estaba en manos de Jornet en 7 horas y 14 minutos. Entonces, Egloff precisó de 6 horas y 42 minutos para batir al catalán.

Egloff llegaba a la cumbre del Aconcagua cerca de 8 horas después de partir por lo que, al igual que Jornet, no ha podido superar el récord de ascenso que sigue en manos del corredor asturiano Jorge Egocheaga en 7 horas y 52 minutos.

Kilian Jornet ha sido el primero en felicitar al corredor ecuatoriano, a través de las redes sociales, antes incluso de que se hiciera oficial el nuevo récord que debido a problemas de comunicación ha tardado cerca de una hora en conocerse. Jornet ya había deseado suerte a Egloff antes de partir hacía la cumbre del Aconcagua con el mensaje de records are to be broken (los récords están para romperlos) en una clara muestra del espíritu de fair play que acompaña al extraordinario atleta catalán, que recientemente se colgaba dos medallas de oro en los mundiales de esquí de montaña, otra disciplina que también domina a la perfección.

Egloff aseguraba a través de su página de facebook sentirse muy feliz en un comunicado realizado por parte de su equipo: “Karl está muy bien, siendo revisado por medicos pero feliz. Están esperando que baje el equipo completo de la montaña. Fotos etc mas tarde!”

Foto: Explorer Ecuador