1 × 1 =

doce − 9 =

1928esteet

Miembro de una humilde familia, vivía en una pequeña cabaña en el bosque de Finlandia, lo que le llevó a practicar una dieta basada en verduras y pescado seco que unido a los fríos inviernos finlandeses, fue clave para dotar a Paavo Nurmi de una resistencia sobrehumana.

Como atleta olímpico debutó en los Juegos de Amberes de 1920 en la prueba de los 5.000 metros, donde consiguió la medalla de plata. El oro no se le resistió en las otras tres pruebas en las que compitió: 10.000 metros, cross de ocho kilómetros individual y por equipos.

Dispuesto a superar a su ídolo y compatriota Hannes Kolehmainen, disputó sus segundos Juegos Olímpicos en 1924 en París. Allí conquistó cinco medallas de oro en cross y 3.000 metros por equipos, cross individual, 1.500 y 5.000 metros. Estas últimas pruebas las disputó con sólo 26 minutos de descanso entre ambas. Aquel día se registraron temperaturas muy altas que provocaron desmayos entre público y los atletas, lo que llevó al Comité Olímpico Internacional a suspender algunas pruebas. Nurmi hubiese ganado una sexta medalla de oro pero el comité olímpico finlandés no le permitió participar en los 10.000 metros al considerar que ya había superado la capacidad de resistencia del ser humano. El oro y nuevo récord mundial lo conquistó su compatriota Ville Ritola.

Durante aquellas olimpiadas no se daban los tiempos parciales de cada vuelta y Nurmi fue uno de los pioneros al correr con su propio cronómetro lo que le permitía saber en cada momento sus tiempos y podía imponer su propio ritmo de carrera.

En 1925 se trasladó a Estados Unidos donde estuvo imbatido durante los 5 meses de preparación para sus siguientes Juegos Olímpicos, los de Amsterdam en 1928. Allí, su máximo rival fue el otro miembro de los finlandeses voladores, Ville Ritola, que le arrebató el oro en la prueba de 5.000 metros. Aun así consiguió el oro en 10.000 metros y sumó la plata en 3.000 a la conseguida en 5.000 metros.

El Comité Olímpico Internacional no le permitió disputar los siguientes juegos de Los Ángeles de 1932 al descubrirse que había percibido dinero durante su estancia en los Estados Unidos, lo que le convertía en un atleta profesional. En 1952 fue exonerado de toda culpa y se le permitió portar la antorcha olímpica para encender el pebetero con el fuego simbólico en los juegos disputados en Helsinki.

Con un total de 12 medallas (9 de oro y 3 de plata), Nurmi era el atleta olímpico más laureado hasta ser superado en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 por Michael Phelps. Además acumuló un total de treinta y un récords –marca todavía no igualada– entre 1929 y 1932.