Zidane desnuda al Barça

Zidane desnuda al BarçaZidane desnuda al Barça

Nunca un marcaje al hombre había desmontado tanto al FC Barcelona como el que Zidane propuso anoche con Kovacic sobre Leo Messi.

Con su movimiento de piezas, el entrenador del Real Madrid mostró a todos, veremos si también a la directiva azulgrana, que la hegemonía del Barça en el centro del campo es agua pasada.

Con un Iniesta que se apaga –como se apagó Xavi, al que no buscaron sustituto-, Rakitic en busca de su mejor nivel ofensivo y Busquets superado por tanto trabajo, Zidane debió pensar que si conseguía que Messi no participara en la fase de elaboración y disminuía su influencia en el juego combinativo, desactivaría al Barcelona. Y así fue.

Propuso a Kovacic -sustituto ayer de Modric– para esa tarea que bien podría haber realizado Casemiro si el croata hubiera podido participar del encuentro. Imagínense.

Con Leo ‘maniatado’ no existe a día de hoy jugador en el Barça capaz de crear superioridad a través del uno contra uno. Deulofeu no fue capaz de hacerlo como sustituto de Neymar. Seguramente tampoco se le exige. Más cuando Valverde parece que pretende jugar, no sabemos si por convicción o por exigencias del guión, con un extremo más centrocampista que atacante.

Tampoco el juego combinativo del equipo en el centro del campo sostiene esa pérdida. Si Leo, al que le faltan socios de garantías, no participa en toda su área de influencia, que es mucha, este Barcelona se viene inebitablemente abajo.

Y Zidane, consciente de la superioridad de su conjunto en el centro del campo, donde transitaban Kross, Casemiro, Kovacic, Isco e incluso Marcelo o Bale, optó por sacrificar a un integrante para anular a Messi. El resultado fue un Barça plano, que tocaba el balón más por compromiso que por ideario futbolístico, sin capacidad de sorprender ni de hacer daño.

Por contra el Madrid resultó igual de fiable que últimamente justo allí donde el Barça había cimentado su superioridad años atrás. Los blancos se asocian con facilidad en corto en la medular para atraer rivales y buscar el pase definitivo en profundidad, donde ayer aparecieron primero Benzema y en la segunda parte Cristiano Ronaldo, que redondeó la obra de su entrenador con la pegada que le había faltado al ariete francés.

Dio la sensación que el partido, sin Cristiano ni Modric en el bando merengue, se podía disputar. Sin embargo, con Cristiano en el césped, el Madrid recuperó la rabia y el afán por el gol, y con Modric recuperará otro excelente pelotero más para ese juego combinativo y pensado que fragua la jugada definitiva: el gol. Como aquel Barça que se empezó a perder con Luis Enrique y que Valverde tal vez no pueda conocer.

 

Foto vía Pere Puntí / Mundo Deportivo

Be the first to comment on "Zidane desnuda al Barça"

Deja un comentario